Desastre

Ríete de los desastres de la vida

Desastre

De vez en cuando hay que detenerse, analizar nuestra vida y dar un volantazo si es necesario.

Sí. Se puede cambiar de opinión. Se puede ir contracorriente de lo que todos piensan que es correcto para nosotros. Se puede dejar un trabajo estable en el que sientes que estás estancado. Se puede dejar a una pareja tras once años de relación si ya no hay feeling por ninguna de las partes y se puede gritar «¡que le den a las exigencias de la vida adulta!».

De eso nos habla Mamen Moreu en Desastre. A través de sus coloridas viñetas y su característico humor desvergonzado, Mamen nos adentra en la vida de Berta, una chica de 35 años que trabaja en una franquicia de perfumerías que se va a pique, una relación amorosa monótona y, en definitiva, circunstancias que se suman y van provocando auténticos desastres en su día a día.

No es fácil hacer reír y hacer sentir empatía con un personaje que pasa un mal momento pero es que, en este libro, Mamen se ríe de ti, se ríe de mí y se ríe de todos. Mamen es capaz de mostrar los desastres de la vida con naturalidad y frescura de forma que te haga sonreír al mismo tiempo que piensas «¡Qué razón!».

Y es que el recorrido de Mamen en el humor gráfico en los últimos años ha hecho que su estilo de dibujo y su forma de contar historias haya ido evolucionando. Mamen colabora semanalmente con su tira «Dolores y Lolo» en la revista humorística El Jueves y editó Resaca con Astiberri en 2014, su primera novela gráfica, que le llevó a estar nominada al premio de autor revelación en el Saló del Cómic de Barcelona de 2015 y nominada a mejor obra, mejor guion y mejor dibujo en los IV Premios del Cómic Aragonés en 2014.

Además, también hay que hacer mención a su participación en varios cómics colectivos, como Enjambre, una recopilación de historietas de autoras publicada por Norma Editorial, y Todas putas, una colección de quince cuentos de Hernán Migoya, ilustrados por mujeres de España y Sudamérica.

En Desastre encontramos tiras llenas de vitalidad, con historias divertidas y, en muchos casos, intensas. Una de las cosas que más llama la atención es el uso personal que Mamen hace de los colores en sus viñetas, que se combinan con distintos fines para acompañar emociones o pensamientos de los personajes. Hay páginas en las que Berta se plantea su relación en las que Mamen hace un juego muy interesante con dos tonos de color.

En el aspecto narrativo, es un cómic que mide perfectamente el ritmo de lectura, consiguiendo que cada viñeta fluya y enganche.

Por supuesto, el humor se desborda entre las páginas y se entrelaza con una fuerte crítica social al rol de la mujer más allá de los treinta y la reivindicación al poder de decisión, que anima a redescubrirse y reencontrase. El cómic, además, aprovecha para reírse de modas como el coaching o las frases extramotivadoras. Por ejemplo, hay personajes como el de la coach que es contratada en el trabajo de Berta, que es perfecto para mostrar la manipulación que existe en algunos ámbitos de la productividad laboral.

En definitiva, Mamen Moreu nos muestra una visión real de cómo es ser una mujer de 35 años hoy en día, en tono de humor pero con momentos de introspección y análisis. Y, sin olvidar, que cualquier desastre puede ayudarte a redescubrirte y perder el miedo a tomar decisiones.

Uno de esos libros que querrás tener cerca en los buenos y malos momentos, con lecciones de las que tomar nota y que te hacen reírte de la vida.

Deja una respuesta