La cólera

El mito que creó Europa para después sufrirlo

lacolera scaled

Relectura antibelicista y feminista de la Ilíada, o cómo el mito de Aquiles conformó la identidad cultural europea actual

La identidad cultural de cada pueblo está presente en el patrimonio, tanto material como inmaterial, del mismo. Cada comunidad poblacional tiene sus propias características culturales desarrolladas a lo largo de su historia. Así, esa identidad queda representada a través de aspectos tan sencillos, y complejos a la vez, como el idioma o las tradiciones. En el marco europeo, esa identidad alberga una gran cantidad de idiomas y culturas. Sin embargo, en todas ellas hay temas comunes, como son la política, la música o la gimnasia. Todas ellas, tal y como las conocemos hoy en Europa, nacieron en Grecia y fueron exportadas más tarde por Roma. De entre toda la literatura que ha sobrevivido al paso del tiempo, y que ha conformado parte de nuestra identidad cultural, encontramos el mítico conflicto de Troya y su héroe, Aquiles.

Aunque históricamente sabemos que ocurrieron ciertos conflictos bélicos en esa época, todo lo que ha llegado hasta nosotros, en el imaginario colectivo, pertenece a la narración recogida en la Ilíada de Homero. Y a partir de esa obra, Santiago García y Javier Olivares presentan en esta novela gráfica la historia de Aquiles durante el último año de la guerra de Troya, prescindiendo en su narrativa de la intervención divina, que marca la mitología, para mostrar lo que realmente es un conflicto bélico. Y cómo la imagen de este se ha tergiversado e idealizado mediante los mencionados textos de Homero hasta configurar la idea actual sobre los héroes y las guerras.

García ha utilizado distintas fuentes para crear un Aquiles mucho más complejo y humano que en sus representaciones más contemporáneas. No solo se elimina de su historia la intervención divina, en todos los aspectos, sino también trata temas como la identidad de género y sexual del héroe, que pocas veces se ha representado de forma tan clara. No solo aparecen reproducidos pasajes poco conocidos de su vida, sino que consiguen presentarlos de forma completamente integrada y natural para desarrollar el tema central de la obra. Ya que, ante todo, se trata de un cómic antibelicista. En contra de lo que cuenta Homero en su Ilíada, donde el conflicto es glorioso y representa la época de los héroes. La cólera trata la inutilidad de las guerras, el desastre que son tanto para quienes la sufren como para quienes nacen de ellas. Indirectamente, y por herencia cultural, los hijos de aquella guerra somos los actuales habitantes de Europa. Una sociedad que se ha construido a través de historias como la Ilíada, y que parece no aprender de sus errores. Para mostrarlo, los autores recurren a un giro en la trama que actualiza todos los temas tratados por parte de Aquiles en el cómic. García y Olivares presentan una crítica directa hacia temas muy actuales, como la discriminación por género, el sexismo, los abusos de poder, las desigualdades sociales e incluso los conflictos de fronteras, tan presentes en la historia de Aquiles como en la Europa actual.

El apartado gráfico de La cólera corre a cargo de Javier Olivares, cuya representación es sublime. Todos los diseños, y especialmente las escenas de guerra, siguen el estilo de representación de las cerámicas de figuras negras, donde las escenas aparecen silueteadas en negro con fondo rojo, normalmente utilizando perfiles en los personajes y un sentido único de dirección. Olivares utiliza algunas de estas características, y consigue una profundidad mediante el color que puede resultar poco natural al lector ocasional, pero que tiene completo sentido al ver una de las cerámicas del periodo. El trazo del dibujo varía durante el transcurso de la obra, va evolucionando tal y como debería hacerlo la sociedad, pero manteniendo el tipo de dibujo cercano a la cerámica, así como se mantienen los conflictos representados. Y cambiando únicamente las gamas de colores entre distintos pasajes de la historia. La dualidad que presenta Aquiles en todos los aspectos (historia, género, ideas) queda plasmada de esa forma en esas variaciones del dibujo.

Las soluciones gráficas que crea Olivares en algunos puntos, en cuanto a su representación, son muy interesantes. Acentúa puntos que parecen poco relevantes en medio de una guerra, como la sangre en un momento dado, y convierte un goteo en una transición de página completa. Consigue mezclar un diseño clásico, como en las cerámicas, con una narrativa muy actual. Además, gran parte de la historia se presenta sin texto, por lo que el trabajo de narración gráfica es muy importante, y está perfectamente desarrollado.

Santiago García y Javier Olivares han creado una obra clásica y contemporánea al mismo tiempo, con un nivel de detallismo poco habitual. Accesible para quienes estén interesados en la historia de Europa como sociedad, en su evolución y sus consecuencias actuales. Es posible leerlo desconociendo por completo el contexto histórico, o mitológico. Y, sin embargo, aprender de ambos. Muestran cómo en la actualidad seguimos repitiendo los mismos esquemas erróneos de hace más de dos mil años. Nuestra cultura se basa en una mitología heroica de la que no hemos sabido sacar lo bueno, sino lo malo. En La cólera se revisita y actualiza, en cierto modo, la forma que tenemos de ver ese pasado mitológico como sociedad, y nos hace replantearnos mucho más de lo que cabría esperar.

Deja un comentario