Thorgal

Un héroe vikingo para una fantasía medieval

thorgal

Thorgal es uno de los grandes éxitos del cómic europeo sin lugar a dudas. El héroe vikingo protagonista de esta popular serie goza de múltiples atractivos para complacer al vasto público que le sigue fiel. Es el típico personaje central de una fantasía heroica, situada en un mundo medieval del norte de Europa, con claros elementos sobrenaturales que salpican la vida de Thorgal y su familia. Sus aventuras y desventuras podrían compararse con las del mito griego de Ulises, que ve cómo su ansiado regreso a casa, donde le espera su esposa Penélope, se transforma en un tortuoso periplo a merced de los dioses, repleto de encuentros con seres fantásticos que ponen a prueba su condición de héroe. Al igual que el famoso personaje de La Odisea, Thorgal busca afanosamente una vida pacífica para los suyos pero el mundo fantástico que le rodea será siempre un reto para su fortaleza, ingenio y sentido de la justicia. Hábil con el arco como ninguno de sus contrincantes, Thorgal despierta la admiración y la envidia entre los que lo conocen, lo que pone en peligro la integridad de su familia en numerosas ocasiones.

Como ocurre con muchos otros héroes de ficción, las extraordinarias cualidades de Thorgal se intentan explicar atribuyéndole un origen poco convencional. En La isla de los mares helados conocemos la historia de Slive, una misteriosa mujer que rescataba a nuestro protagonista de la ira del rey de los vikingos del norte en el primer álbum de la colección: La maga traicionada. Slive resulta ser una superviviente de una raza de antiguos astronautas que escaparon de su planeta en una época de grandes cataclismos pero cuya nave tuvo el infortunio de estrellarse en la Tierra. Slive le revela a Thorgal que él mismo es el último descendiente de estos hombres de procedencia extraterrestre, un origen que podría ayudarle a ser rey de su pueblo, destino del que Thorgal rehuye porque sabe que no traería paz a su vida. Cabe mencionar como ejemplo de este afán por mantener a su familia alejada de peligros la ocasión en que se trasladan a una isla desierta y el acoso que en ella sufren da lugar a uno de los álbumes más intensos de la serie (Alinoé) por lo terrorífico y angustioso de la historia.

Dejando todo este mundo mágico a un lado, la realidad es que Thorgal vio la luz como una de las muchas historias cortas que se publicaban en las páginas de la revista belga Tintin, en concreto en un número del año 1977. Aquella breve historieta original aparecería luego incluida en ese primer álbum, La maga traicionada, que hemos mencionado antes. Su nacimiento en el mundo del cómic se produjo tras la unión de los talentos del belga Jean Van Hamme (Bruselas, 1939) como guionista y el dibujante polaco Grzegorz Rosinski (Stalowa Wola, 1941). Rosiński, proveniente de un país aún bajo un régimen comunista y con poca tradición en este tipo de cómics, apenas llevaba algo más de un año en la capital belga, a donde había llegado con una beca de trabajo, cuando le propusieron trabajar con un economista reconvertido en periodista y novelista que ya por aquel entonces había logrado ciertos éxitos con algunos guiones para tebeos. Para ambos, Thorgal supondrá la fama internacional con una serie que a lo largo de tres décadas se expandirá hasta más de treinta álbumes, si bien más tarde Van Hamme alcanzaría cotas similares de fama con sus otros dos grandes éxitos de ventas: XIII y Largo Winch.

En los últimos años Van Hamme ha decidido apartarse de la colección para enfocarse en otros campos de la creación literaria, pero con un Rosinski aún poderoso con sus pinceles, los álbumes de Thorgal han continuado apareciendo desde el número veintinueve de la serie que lleva por título El sacrificio y que marca el comienzo de Jolan, el hijo de Thorgal, como el nuevo protagonista de las historias, quien, al igual que su padre, también tiene algunas características sobrenaturales. Este título fue todo un best seller en Francia en el 2006, el año de su publicación. Para este spin-off el dibujante polaco se alió con otro guionista belga, Yves Senté. Pero no es el único spin-off de la serie: bajo el título de El mundo de Thorgal han aparecido otros álbumes dedicados a algunos de los personajes recurrentes de la historia original como Kriss de Valnor o la propia hija de Thorgal, Louve (nombre que significa «loba»).

En España la publicación de los diferentes álbumes traducidos del francés empezó de manera muy irregular, con tres títulos iniciales publicados por Distrinovel en Barcelona en 1981. Luego aparecerían otros cuatro más de la mano de la Editorial Zinco en 1986 y no sería hasta 1989 con la Editorial Norma cuando el resto de los títulos irían apareciendo de manera más constante dentro de la Colección Pandora, pero incluyendo otros cómics de procedencia
franco-belga también.

Thorgal está traducido a los principales idiomas europeos, desde las lenguas escandinavas hasta el griego y el turco pasando por el alemán, italiano o neerlandés. Sus historias no solo se encuentran en sus más de treinta álbumes publicados, sino que también pueden disfrutarse en videojuego como es el caso de La maldición de Odín, el título que se publicó en este formato para Windows en el 2002.

La serie de Thorgal también fue la inspiración para todo un álbum de música que se editó en Francia en el año 2000, con títulos como
«Aaricia» (la mujer de Thorgal), «Niño de las estrellas», «Kriss de Valnor», «Los elfos» o «Jolan». Curiosamente ningún tema lleva el nombre de Thorgal. Como principal responsable de toda esta música aparece, entre colaboradores varios, el nombre de Eric Mouquet, compositor y arreglista francés cofundador de la archifamosa banda Deep Forest y que también ha compuesto o producido para artistas como Josh Groban o Ana Torroja. Thorgal también ha tenido el honor de aparecer en sellos de correos de su país natal, Bélgica.

Deja una respuesta