Chan Prin

Magañol Media Mix

338888244 Chan Prin de Xian Nu Studio 1 page 0001

Todavía queda mucho camino por recorrer para que en el sector del cómic en general exista un equilibrio entre creadores y consumidores masculinos y femeninos, pero si ampliamos la imagen y nos vamos hacia uno de sus compartimentos más independientes, el del cómic japonés, ampliamos todavía más, y llegamos hasta ese fenómeno llamado «mangañol» (o iberomanga), veremos que no solo está mucho más equilibrado, sino que algunos de los artistas más conocidos del panorama actual son mujeres.

Entre estas autoras que han bebido de las fuentes del manga y han adoptado estéticas y narrativas propias del cómic japonés, llevan años destacando las Xian Nu —Irene Díaz y Laura Moreno—, un cachondo dúo de granadinas que debutó profesionalmente en Estados Unidos y ha publicado en dicho mercado durante años, tienen un buen número de obras publicadas en Francia, y también en España (con la extinta Línea Gaijin de Glénat, y actualmente publicando con Ediciones Babylon). Ganadoras de varios premios, expertas ilustradoras de carteles para eventos relacionados con el manga, donde suelen ser caras habituales y donde pasan la mayor parte del tiempo dedicando ejemplares a una legión de fans considerable.

Chan Prin es su más reciente y ambicioso proyecto. La historia se podría resumir en una especie de El príncipe y el mendigo, en el que la princesa del reino se encuentra con una chica exactamente igual que ella y prácticamente le obliga a suplantarla para que ella pueda disfrutar de un año sabático viajando por el mundo. La chica también tiene sus motivaciones, como reencontrarse con un príncipe con el que jugó de pequeña, pero rápidamente se dará cuenta que actuar como la princesa no es tarea fácil, y mucho menos en ese extraño mundo medieval donde todo el mundo tiene móviles y las redes sociales lo inundan absolutamente todo (gracias al Gremio de la TMA, la tecnología medieval avanzada). Lo que la protagonista no sabe es que existen algunos secretos que su madre no quiere que descubra, y si va a palacio es probable que termine haciéndolo. Mucho cachondeo con la vida en las redes, pero también amor, drama y el humor característico de sus autoras. Igual de característico que su dibujo, que mezcla la belleza del shōjo, con muchos detalles, y los recursos cómicos habituales del manga para darle ese toque desenfadado y claramente identificable de la casa Xian Nu.

Lo que quizás llame la atención es que Chan Prin apuesta ya de entrada por el media mix e incluso la interacción con el público. Mientras se acaba de publicar el segundo tomo, se ha prometido que el lector podrá escoger el destino que les depara a sus protagonistas (cómo lo harán no lo sabemos todavía). Además, las autoras (con la ayuda de Henar Torinos) están trabajando con el videojuego para dispositivos móviles basado en el universo de la obra, y que desarrollará una historia paralela.

Chan Prin se convierte así en una obra muy redonda, por un lado porque ha sabido integrar muy bien el tema de las redes sociales dentro del propio cómic, que apuesta por la interacción del lector a través de una propuesta novedosa y también por alargar la vida del universo Chan Prin a través de un juego otome para el móvil. Un muy interesante proyecto de carácter independiente que demuestra que tenemos autoras llenas de talento y con un punto de visionarias.

Deja una respuesta